re: diez

RE: Diez

Historias Literatura

Esta entrada es posiblemente una respuesta a un reto lanzado en Proyecto I – Diez, por nuestra amiga Micaela de “Mi Proyecto de Escritura” (Si! Una de nuestras escritoras favoritas :3). El reto viene de un disparador de creatividad, el cual invita a crear una historia en cuenta regresiva, comenzando en 10 para terminar en 0. Este es el resulto de mi creatividad:

 

RE: Diez… Segundos

10.- Mi papá siempre me lo decía: no importa lo bien que manejes, siempre habrá un idiota que te joda la vida. Y me tocó a mí, que un idiota se pasara el alto e impactara con mi coche.

9.- El impacto fue de costado, directo de mi lado. Hay un zumbido horrible en mis oídos; quiero abrir los ojos pero no puedo; el dolor de cabeza y del cuerpo es insoportable. Quiero vivir!

8.- Sé que voy a morir, mi cuerpo no responde, mi cordura mucho menos. Mientras hablo conmigo misma mi mente piensa en otras cosas, miles de otras cosas.

7.- Ese maldito idiota, de seguro venia ebrio. Como me gustaría levantarme, salir y si aún no ha muerto matarlo con mis propias manos por su maldita imprudencia.

6.- Gracias a Dios fui yo y no una madre, o un padre con un peke a bordo. Me jodería eso más el día que esto… je! ¿Joder el día? (ya esta jodido).

5.- Como si saliera viva de aquí, definitivamente esto no solo me jodió el día, sino la vida misma. ¿Cuál vida?.

4.- ¿Cómo decirles por última vez que los amo? ¿Cómo pedir perdón? ¿Cómo resolver todo y asegurarme de no dejar nada pendiente?.

3.- Los extrañare mucho, los extrañare demasiado… Joder, como extraño sus voces, sus abrazos, su presencia, como extraño incluso los malos momentos; como extrañare vivir así sea un mal día.

2.- Abro los ojos y no puedo evitar derramar lágrimas, solo veo metal retorcido y a lo lejos gente gritando. Como quisiera que me salvaran, como quisiera vivir, como quisiera no haber salido de casa hoy. Amo tantas cosas, quiero tantas cosas… como el que mi vista no se nuble, y que mis ojos no se cierren.

1.- Es como cuando no quieres dormir pero el sueño te gana. Debe ser una ventaja no sentir dolor alguno ahora. Solo puedo sentir como la vida se me escapa de las manos y no puedes hacer nada.

0.- ¿Y ahora qué? La vida para los demás sigue…